Cocinas de calentamiento por inducción


InduccionSon frecuentes, cada vez más, las cocinas vitrocerámicas en los hogares, con calentamiento por resistencias o halógenos. Es decir, mediante calor radiante. No necesitan mayor explicación. Simplemente, una resistencia se pone al rojo vivo, y eso calienta lo que entre en contacto con ella (por ejemplo, una sartén). Pero, ¿y las de inducción? Acercas la mano a una de ellas, y no te quemas. Pones una olla con agua, y empieza a hervir. ¿Sorprendente? Quizá. La explicación, es que su funcionamiento se basa en la emisión de ondas electromagnéticas, las cuales, solo tienen efecto sobre otros materiales ferromagnéticos (no es el caso de la mano). Dicho material, se agita magnéticamente, desprendiendo energía en forma de calor, directamente hacia el fluído o comida que contenga el recipiente. Las principales ventajas con respecto a las tradicionales, es un mejor aprovechamiento de la energía, que conlleva un ahorro sustancial de la misma. La desventaja mayor, es que su precio es el doble.

%d bloggers like this: