Momento de inercia


Antes de explicar este concepto, deberíamos retroceder un poco, y explicar qué es la inercia. Principalmente, tendremos dos tipos:

–          Inercia mecánica: resultado directo de la  1ª Ley de Newton, “todo cuerpo permanece en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar por fuerzas externas a él”. La cantidad de inercia que un objeto o sistema puede tener, estará relacionado con la fuerza necesaria para lograr un cambio en el estado físico inicial.Bailarina

–          Inercia térmica: es la cantidad de energía necesaria para hacer cambiar la temperatura de un cuerpo, al estar en contacto con otro, o ser calentado. Depende de la cantidad de masa y de la capacidad calorífica del cuerpo.

Centrándonos en la primera, definiremos el momento de inercia como la resistencia que un cuerpo en rotación opone al cambio de su velocidad de giro.  Es una medida que refleja la distribución de la masa de un cuerpo o sistema, con respecto a un eje de giro.  Existe una larga lista de cálculos matemáticos y físicos, dedicados a explicar esta propiedad, pero, como en muchos de los casos, la mejor explicación, viene dada con un ejemplo: imaginar una bailarina, girando sobre sí misma, como la de la foto. Su peso, es la masa, y el eje de giro, es sobre el que rota al hacer el movimiento de baile. Pues bien, el momento de inercia será mayor si gira sobre sí misma con los brazos abiertos, a si lo hace con ellos cerrados. ¿Por qué? Porque al separarlos del cuerpo, siguen formando parte de la masa total, evidentemente, pero será una parte de dicha masa que estará más alejada del eje de rotación. Si todo su cuerpo se encuentra más cerca, como lo estaría con ellos recogidos, necesitaría menos esfuerzo para girar.

Es necesario más esfuerzo para parar el cuerpo, cuando está en movimiento, o para empezarlo a mover, cuando inicialmente está en reposo.

2 Comments

  • […] Pero, ¿por qué lo hacen? La explicación de porqué un planeta gira sobre si mismo, se remonta a los principios de su creación, hace millones de años. Cuando se formaban los sistemas (como el Sistema Solar), tenían una estrella (el Sol) entorno a la cual se conformaba una gran cantidad de materia, gas y polvo, que a lo largo del tiempo se fué compactando, formando lo que hoy vemos como planetas (entre otras cosas). Pero debido a la atracción gravitatoria de dicha estrella central, lo hacen mientras su propio material de creación gira sobre sí mismo. Al final lo que sucederá, es que tendremos un número de astros que habrán empezado a moverse desde el inicio de (sus) tiempos, y seguirán haciéndolo, a no ser que algo les detenga. Es pura inercia. […]

  • […] que también esos pequeños electrones giran sobre sí mismos. Estos dos movimientos generarán un momento magnético, una fuerza. Dicho momento se repetirá infinidad de veces por cada átomo del material, […]

Commentarios

Leave a Reply

%d bloggers like this: