Los hornos microondas


Frecuencia ondaEl funcionamiento de los hornos microondas se basa en el efecto que este tipo de ondas electromagnéticas tiene sobre la composición molecular de los alimentos que introducimos en su interior. Dicho efecto es mayor cuanto mayor contenido en agua (líquida) tenga el alimento (por eso, unos cuesta calentarlos más que otros), ya que en la molécula de agua hay una carga negativa a un lado, y otra positiva al otro (por eso se define como dipolar), y ambas tratan de alinearse con el campo eléctrico generado por las microondas. La frecuencia de ese campo es de 2,5 Ghz. Es decir, se producen 2.500 millones de repeticiones por segundo. Y en cada una de ellas, las cargas negativa y positiva de la molécula, tratan de alinearse, haciendo que se produzca un choque entre ellas continuo, dando el calor como resultado.

Al ser menor la dipolaridad en las grasas y los azúcares, el calentamiento será menor en los alimentos que tengan este tipo de composición. En el agua congelada, al tener menos margen de movimiento, también es menor.

El motivo por el cual no se debe introducir materiales metálicos en los microondas, es porque la composición de estos hace que se repelan este tipo de ondas, pudiendo provocar arcos eléctricos y explosiones.

1 Comments

  • […] forma generalizada, podríamos ordenar de menor a mayor frecuencia a las ondas de radio, luego las microondas, las infrarrojas, la luz visible, las ultravioletas, los rayos X y los rayos […]

Commentarios

Leave a Reply

%d bloggers like this: