El arcoiris


arco-irisAlguna vez lo hemos visto, pero, ¿cómo y porqué se forma? La respuesta tiene que ver con la refracción (cambio de dirección) que experimentan los rayos de luz solar cuando atraviesan las gotas de agua que podrían existir debidas a una lluvia, un aspersor de riego de un jardín, o cualquier otro medio que se encuentre en su camino. Como condición para que podamos verlo, el sol se encontrará a nuestra espalda. Dichas gotas de agua se comportan como si fueran un prisma, y los rayos que las atraviesan, se ven desviados 138º respecto a su trayectoria original (descubrimiento que realizó René Descartes en 1637). La luz original que vemos de color blanco, es en realidad una composición de los colores que van desde el rojo hasta el violeta. Cada uno de ellos, responde a una longitud de onda diferente, que al atravesar las gotas de agua se ve sometido a una reducción de la velocidad de propagación (en función del medio, a la luz le cuesta más trabajo atravesarlo), desviándose al salir por el otro extremo.

Ahora bien, la otra incógnita es, ¿por qué tiene forma de arco? En realidad, su forma es un círculo, pero debido a nuestra posición sobre la Tierra, solo podemos apreciar una parte de él. El propio suelo, donde ya no estarán las gotas de aguas, será el que limitará el arco. Y la curvatura, vendrá dada por la posición de las gotas de agua sobre las que incide la luz respecto al observador, estando todas a la misma distancia. Es algo así como si estuviéramos en el centro de una circunferencia, con el sol iluminando desde nuestra espalda. Todos los puntos que formarían el arco iris solo podrían estar a la misma distancia del centro si formasen dicho círculo. De aquí deducimos que no será igual la visión que tenemos de este fenómeno, si nos colocamos en puntos diferentes.

%d bloggers like this: