Como se hacen y como se quitan los tatuajes


Los tatuajes, ese sistema de imprimación con tinta en la piel humana, duran para toda la vida, si no hablamos de los típicos de henna o de sistemas muy costosos para borrarlos, con láser, y que no suelen tener un resultado final muy llamativo.

La piel humana está compuesta de varias capas, dos de las cuales son la epidermis y la dermis. La primera, que es la mas exterior, se puede renovar con el tiempo, cayendo y apareciendo debajo otra nueva. Además, es transparente. Debajo de ella, está la dermis, que es más permanente. Es en ésta última donde se actuará con la aguja de hacer tatuajes. Al tener una capacidad de conservación muy prolongada, las marcas que se hagan en ella quedarán para siempre.

La máquina de hacer tatuajes no es más que un dispositivo con una aguja que hace una serie de punciones a una velocidad concreta (entre 50 y 3.000 veces por minuto), dejando una pequeña gota de tinta depositada en la dermis con cada una de ellas. Osea, que al trabajar, la aguja perfora la delgada capa de la epidermis, siguiendo hasta la dermis. Si dejara la tinta en la primera, con el paso de días o semanas, se acabaría borrando.

Ese es el básico sistema de funcionamiento para hacer tatuajes. Para eliminarlos, se han perfeccionado métodos, principalmente con el uso del láser, a diferentes frecuencias de onda, en función de los colores de la tinta, zona del cuerpo o tipo de piel. A grandes rasgos, lo que hace el procedimiento es fraccionar las gotas de tinta impresas, de tal forma convierte sus pigmentos en partes más pequeñas, además de alterarlas químicamente, haciendo que luego el propio cuerpo las absorba hasta que desaparezcan de la zona, siendo eliminadas del organismo por el proceso linfático del mismo.

Commentarios

Leave a Reply

%d bloggers like this: