Diferencia entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria


Estos dos términos se utilizan indistintamente cuando se quiere hacer referencia a las reacciones adversas que podemos sufrir tras la ingesta de alimentos, pero en realidad son muy diferentes.

Una alergia alimentaria es una respuesta inmediata del sistema inmunitario mediada por [tooltip title=”” content=”Proteína producida por el sistema inmunitario del cuerpo cuando detecta sustancias dañinas” type=”classic” ]anticuerpos[/tooltip] frente a la presencia de [tooltip title=”” content=”Moléculas ajenas al organismo, o tóxicas para el mismo.” type=”classic” ]antígenos[/tooltip] específicos de alimentos, generalmente proteínas. Los alimentos pueden producir diferentes tipos de respuestas alérgicas pero las de mayor impacto son aquellas para las que el sistema inmune produce anticuerpos (IgE) frente a las proteínas de los alimentos.  El cuerpo segregará sustancias químicas como la histamina, que produce síntomas como trastornos respiratorios, moqueo, tos, picor o incluso un [tooltip title=”” content=”El caso más drástico de una reacción alérgica, que puede llevar incluso a una parada cardiorespiratoria.” type=”classic” ]shock anafiláctico[/tooltip]. Muchas veces estas alergias a los alimentos o a sus componentes son hereditarias y se suelen identificar en los primeros años de vida. Las sustancias que producen estas alergias se denominan alérgenos alimentarios y entre ellos destacan los frutos secos, el marisco, huevos, etc.

Sin embargo, una intolerancia alimentaria es una reacción de hipersensibilidad de origen no inmunitario que puede depender de déficits de determinadas enzimas, reacciones farmacológicas o en la mayor parte de los casos de mecanismos desconocidos. Afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. Un ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche.

%d bloggers like this: