La cerveza no cuidará nuestra linea


En los anuncios de la televisión, como respuesta a una cruel política de marketing, solemos ver a personas felices, en el bar, la playa, bailando, ligando o lo que sea, y todo ello, bebiendo cerveza. Pero la idea de que por hacer algo así se va a mantener una figura física perfecta, se continuará promocionando, porque interesa bastante desde el punto de vista comercial. Pero, ¿es realmente la cerveza la culpable de que nos pongamos “rellenitos”? Es cierto que tiene sus calorías, que sumadas al alcohol, nos pueden hacer sospechar. Y son pocas: unas 150. La cuestión, es que detrás de una cerveza, viene otra. Y luego, quizá otra más. Pero es que el alcohol también despierta nuestro apetito. Y no séra precisamente por devorar la saludable ensalada que teníamos pensado. Al fin y al cabo, no parece buena combinación. Así que, ¿por qué no acompañar la bebida con unas alitas de pollo, o con una hamburguesa? Ese es el problema.

Por si todo esto no fuera suficientemente malo, nuestro cuerpo tiene la insana costumbre de dejar de quemar las grasas que podamos ingerir, cuando detecta el alcohol. Además, esto es un problema más grave para los bebedores entrados en años, ya que en ellos la cantidad de hormonas es menor, haciendo que sean más susceptibles de acumular grasa. Si tienen el agravante de la bebida alcohólica, imaginaros el resultado.

Ese es uno de los motivos, bastante crueles, por cierto, de que en los anuncios se suela poner a gente jóven bebiendo alcohol. Saben que en las personas mayores, esas caras felices y cuerpos modelo no se obtendrían tan fácilmente.

Commentarios

Leave a Reply

%d bloggers like this: