¿Como se hacen los lápices?


lapizLos lápices, esas herramientas que utilizamos para escribir, dibujar o colorear, ¿como están hechos? Sabemos que se trata de una barra de grafito, recubierta de madera, explicado superficialmente.

El grafito es una de las variedades alotrópicas del carbono. La alotropía, explicada de forma simple, es una propiedad que tienen algunos elementos químicos para existir teniendo diferente estructura química. Digamos que las moléculas que lo componen, están ordenadas de distintos modos. En este caso, perteneciente al carbono, tenemos el grafito, como también podría ser el diamante o el grafeno.

Volviendo a la explicación de la composición de los lápices, además de grafito, en su interior, existe una proporción de arcilla, que actuará de dos modos: por un lado como compactador de la mezcla final. Por otro, en función de la cantidad, obtendremos una dureza del lápiz concreta, porque como muchos sabréis ya, los hay que tienen un trazo más tenue que otros, siendo más duros los primeros. Cuanta más arcilla se eche, más dureza tendrá el lápiz, y al tener más proporción, será un trazo más claro.

En un bombo que girará mezclando los componentes, se introduce la cantidad de grafito y arcilla requeridas, además de agua, para facilitar la unión. Se dejará trabajando este mezclador durante varias horas, hasta obtener al final una mezcla homogénea oscura, con aspecto de jarabe. A continuación, se introduce en un filtro de prensa, que separará el agua por un lado, aplicando una gran presión, de la pasta de grafito y arcilla. Esta etapa del proceso podrá durar hasta cinco horas, pero a continuación es necesario secarla, durante al menos dos días más.

Tras este tiempo, obtendremos unos bloques duros y secos, que será necesario moler para convertir en polvo. Para ello, se introducen en un molino, pero se volverá a echar un poco de agua (esta vez menos cantidad que la anterior), para transformar la mezcla en una pasta densa. Posteriormente, se introducirá la misma en una máquina que lo que hará, básicamente, es compactarla dentro de un cilindro, mediante un golpeo hidráulico o eléctrico, que eliminará las burbujas de aire que pudiera tener la composición, algo necesario para obtener una mina de grafito apropiada. A continuación, ese cilindro con el grafito libre de aire en su interior, se introduce en otra máquina especial, que lo que hará será ir extrayéndolo del mismo, pero a través de un molde de un diámetro concreto, que será el de la barra final de grafito. Pero esta, todavía, es demasiado débil. Se endurecerá introduciéndolas en un horno que las calentará a una temperatura concreta.

Una vez terminada la fabricación del núcleo del lápiz, se pasa a construir la madera que lo envolverá. Para ello se suele utilizar la de cedro, ya que es un tipo de madera que no tiene demasiadas vetas, y que es suficientemente dura para darle consistencia. No se trata de trozos de madera cortados como cilindros, y luego moldeados con la característica forma hexagonal. Al contrario, se hace cada lápiz con dos trozos de madera cuadrados. En el medio de los mismos, con una máquina especial, se tallan dos canales, rellenándolos con un pegamento especial, colocando la mina en su interior, y luego uniéndolos como si fuera un sandwich. Después, en otra máquina, ya se le da la forma hexagonal mencionada.

Finalmente, se pasa al proceso de pintado, que tendrá además la función de proteger la madera, y posteriormente el grabado del texto de la marca, o del tipo de lápiz con el que luego dibujaremos o escribiremos.

Commentarios

Leave a Reply

%d bloggers like this: