Así se hace el papel


papel

Como todos (o casi todos) sabemos, el papel proviene de la celulosa de los árboles. Pero, ¿qué es exactamente la celulosa? Se trata de un tipo de moléculas que se encuentran en las células de las plantas, principalmente, y que les otorgan consistencia a las mismas. Para obtenerla de los árboles, existente en forma de fibras, se coge la madera, y se muele, extrayendo otro componen que no es para nada deseable en este proceso de fabricación. Se trata de la lignina, una sustancia que se asemeja a un tipo de pegamento. Para ello, se utilizan procesos que consisten en la aplicación de otras sustancias químicas, además de calor.

Una vez conseguido todo esto, las fibras resultantes se mezclarán en una proporción concreta con agua, obteniéndose así una pasta, que se extenderá sobre una superficie, y a la que se le aplicará un prensado mediante unos rodillos, laminándola poco a poco. En este punto del proceso, utilizando presión, gravedad, secado o vacío, se eliminará el agua. En función del espesor deseado, el prensado podrá ser mayor o menor. Esto será lo que vendrá definido en las especificaciones del papel con gramos por metro cuadrado.

El resultado final, será una larga lámina de papel que se almacenará en bobinas. Posteriormente, será dividida en trozos de unos tamaños concretos: A4, A3, sobres para cartas, etc.

Es interesante también destacar el papel reciclado, como un retorno del ya utilizado hasta la fábrica de nuevo, donde se le retirarán plásticos o grapas que pudiera llevar, y donde volverá a ser convertido en pasta mezclándolo con agua. Como diferencia más notable, está en el color más oscuro, debido a restos de tinta o manchas.

%d bloggers like this: